La palabra ratificación básicamente habla del hecho de afirmar, revalidar o sancionar algo. Por lo que a decir que algo será ratificado, nos referimos a que algún hecho, discurso, texto, normativa o cualquier otra cosa, será sometida a la confirmación de certeza o validez.

Hablando estrictamente de derecho civil, ocurre una ratificación cuando una persona estando consiente de que las consecuencias de un acto jurídico que, en un principio, no lo afectarían, ahora también podrán alcanzarlo.

Es decir, que cuando se suscitó el acto jurídico, no tenía vínculo con el individuo que brinda la ratificación. Debido a lo que se conoce como principio de la autonomía de la voluntad, el alcance de los efectos sobre la persona en cuestión sólo es posible dimensionar a partir de la ratificación.

Al emitir una ratificación, es posible lograr que el efecto de un acto jurídico alcance a un tercero, por ejemplo, si existiera alguna promesa que es ajena a una persona, si ésta presta su ratificación, se sumará al alcance de la promesa por propia voluntad, aun cuando, en su origen, no había dado el consentimiento a la misma.

[[cms:companyname]] - Ratificación en derecho civil